Nes Mini. Nintendo sigue a lo suyo

Desde el 11 de Noviembre, ya podemos comprar una Nes Mini y revivir nuestra infancia de ‘jugones’.

Placer sobre todo para los que, o ya peinan canas o estamos cerca, porque estamos hablando de la versión mini de una consola que salió en el año 1985.

Aunque tampoco viene mal que la actual generación de jugadores vea como eran los videojuegos no hace tanto.

Cuando lo que importaba era la historia y la jugabilidad, no tanto los gráficos.

Una versión reducida de aquella mítica consola con los que seguramente fueron sus 30 mejores juegos ya instalados.

Eso sí, sin posibilidad de añadir más.

Aunque ese detalle no me preocuparía mucho. Estoy casi seguro que los ‘hackers’ del mundo ya están investigando como saltarse eso.

Podemos encontrarla en cualquier tienda especializada como por ejemplo Game por 60€

Eso sí, la consola parece ser que está agotada en todos lados y donde esta, como en Amazon, el precio es más elevado.

(El enlace de Amazon es de afiliado por lo que si la compráis a través de ese link, una parte va para el blog sin ningún sobrecoste para vosotros)

La Nintendo NES Mini al detalle

Lo primero que sorprende de la Nes Mini es que el adjetivo ‘mini’ no es por casualidad: es igual de grande que el mando.

La consola viene con un mando igual al original, un cable HDMI para conectarla a la TV y otro USB.

Parece que éste último viene sin adaptador de corriente pero eso se soluciona fácilmente o con el adaptador de nuestro móvil o enchufándolo al USB de la propia televisión.

Por delante, dos puertos para los dos mandos que podemos usar a la vez.

Por cierto, el mando Classic de Wii es compatible con la Nes Mini. Aunque desde Nintendo avisan de que si juegas con dos mandos, al menos uno tiene que ser original de la Nes Mini.

Si no, siempre podemos comprar otro mando por 10€.

Y una mala noticia si eres de los muy muy nostálgicos: olvídate de soplar en el cartucho del videojuego cuando no funcione.

Como ya he dicho, los juegos vienen ya instalados en la memoria de la consola y la tapa es de adorno.

Dentro de la NES Mini

Como ya he dicho más arriba, la Nes Mini viene con 30 juegos clásicos:

  • Balloon Fight
  • Bubble Bobble
  • Castlevania
  • Castlevania II: Simon’s Quest
  • Donkey Kong
  • Donkey Kong Jr.
  • Double Dragon II: The Revenge
  • Dr. Mario
  • Excitebike
  • Final Fantasy
  • Galaga
  • Ghosts ‘n Goblins
  • Gradius
  • Ice Climbers
  • Kid Icarus
  • Kirby’s Adventure
  • Mega Man 2
  • Metroid
  • Mario Bros.
  • Ninja Gaiden
  • Pac-Man
  • Punch-Out!! Featuring Mr. Dream
  • Star Tropics
  • Super C
  • Super Mario Bros. 1, 2 y 3
  • Tecmo Bowl
  • The Legend of Zelda
  • Zelda II: The Adventure of Link

Como podéis ver, están todos los grandes clásicos y es difícil echar en falta algún título.

Hay varios aspectos que han mejorado respecto a aquella versión de hace más de 30 años como los tiempo de carga prácticamente inexistentes y la posibilidad de guardar la partida en cualquier momento.

Respecto a cómo se van a ver los juegos en los televisores actuales, en Nintendo han pensado en todo.

  • Modo televisor antiguo: tal cual se veía en aquellas televisiones culonas gigantes que teníamos en nuestros salones. ¡Hasta emula las rayas de distorsión!
  • Modo 4:3: En esta configuración, la pantalla se va a ‘estirar’ un poco por cada uno de los cuatro lados, para aprovechar más la pantalla de la tele.
  • Modo resolución original: Es lo mismo que el modo televisor antiguo pero sin las bandas de distorsión.

Nintendo, la no innovación hecha compañía

La verdad es que no quería hacer una entrada que se centrase en cómo es la Nes Mini pero al final se me ha ido de las manos.

Pero bueno, un poco de información nunca viene mal.

Cuando digo en el título que ‘Nintendo sigue a lo suyo’ me refiero a que sigue viviendo de las mismas franquicias con las que empezó.

Como ya comenté en el post sobre la Nintendo Switch, esta compañía abusa de forma descarada de sus mejores franquicias y eso le ha llevado a situaciones económicas poco esperanzadoras.

Y la Nes Mini es el claro ejemplo de esto.

De 30 juegos, 5 son de Mario y compañía, 2 de Zelda y otros 2 de Donkey Kong.

Entiendo que si haces una ‘remasterización’ de una consola, (ahora que están tan de moda y, por cierto, con tan malos resultados) lo normal es que la hagas con sus mejores juegos y que muchos serán de esos personajes.

Pero cuando toda tu estrategia comercial se ha basado en eso todo este tiempo, y ha tenido que venir Pokemon Go para salvarte de la ruina, a lo mejor deberían plantearse las cosas en la compañía nipona.

Este aparato se va a convertir en el indispensable de los ‘hipsters’

¿Por qué? Porque cada vez que me imagino a alguien jugando a esta consola, me lo imagino diciendo frases del tipo ‘esto si que son juegos, no como los de ahora’ y que la colocan en el salón, junto a su colección de vinilos.

Conclusión.

La Nes Mini no hace nada que no podamos hacer con un emulador de esta en nuestro ordenador (link) o incluso en nuestro móvil Android (link)

Cierto es que la sensación de nostalgia quedará algo adulterada de esta manera, pero también es cierto que nuestro bolsillo lo agradecerá.

Amén de que podremos disfrutar de prácticamente todo el catálogo y no ceñirnos solo a esos 30 que trae.

En definitiva, si eres un superfan de Nintendo y quieres volver a experimentar lo más real posible aquella época en la que te sentabas en el sofá, enchufabas la consola al televisor y echabas horas y horas de diversión, la Nes Mini es para ti.

Por el contrario, si lo único que tienes es ‘morriña’ creo que una solución mejor y más económica son los emuladores.

¿Y tú qué piensas? ¿Es un acierto de Nintendo devolver a la vida uno de sus mayores éxitos o están utilizando nuestros recuerdos de jugones?

Como siempre, espero tu opinión en los comentarios o en la página de Facebook del blog.

Y si te ha gustado la entrada, te agradecería enormemente que la compartieses en tus redes sociales para que pueda llegar a más gente.

Suscríbete al newsletter de Tecnología Mundana