Haz una contraseña segura a prueba de bombas y fácil de recordar

Haz tu contraseña a prueba de bombas y fácil de recordar

Hoy toca hablar de algo en lo que falla la mayoría de la gente que conozco que no está muy puesta en el mundo de Internet: no tienen una contraseña segura.

Hoy en día, tener una clave poco segura es un riesgo que no te puedes permitir, ya que te estás exponiendo a un peligro que puede ser bastante gordo.

No hablo de que te roben la contraseña del Facebook y empiecen a publicar cosas en tu nombre.

Que sí, puede llegar a molestar (y puede que delito de suplantación de identidad, ¿algún abogado que nos aclare esto?), pero imagina que entrasen en tu banca electrónica o en Amazon y empezasen a comprar con tu dinero.

Por eso, en este 'post' te voy a enseñar cómo crear una contraseña lo más segura posible y, sobre todo, que recordarás.

¡Empezamos!

¿Por qué es necesaria una contraseña segura?

Para entender mejor esto, te lo explico con un ejemplo:

Imagina que Internet son las carreteras por las que circulas a diario con tu coche y este, la contraseña que usas para navegar.

Tú, en tu día a día, solo usas el coche para ir del trabajo a casa y de casa al trabajo.

Para ir a comprar cuando hace falta al supermercado, un poco de ocio y alguna cosa más.

Para eso no necesitas el mejor coche del mercado, ¿verdad? Con uno 'normalito' que te lleve y te traiga vas de sobra.

Además, tú eres un conductor muy prudente, que respeta constantemente las normas y está siempre atento a la carretera, así que es difícil que te ocurra algo.

Pero a pesar de eso, los coches pueden fallar en cualquier momento.

Y no solo eso, por desgracia, aunque tú lo hagas bien siempre estás expuesto a que algún 'cafre' al volante la líe y te veas afectado.

Incluso habiendo hecho tú todo bien.

Si ocurre eso (esperemos que no) agradecerás ir en un coche preparado para este tipo de situaciones que en uno menos seguro.

Con tu clave como con tu coche: invierte en seguridad Clic para tuitear

Pues algo así ocurre cada vez que empiezas a visitar páginas web.

Mi intención no es meterte el miedo en el cuerpo y que pienses que Internet es un páramo post apocalíptico donde impera la ley del más fuerte.

Pero tampoco quiero mentirte y decirte que estás seguro al 100% porque no es verdad.

Y por eso, aunque vayas con todo el cuidado del mundo cuando navegas, necesitas una clave poderosa que te de ese 'plus' de seguridad.

Solo por si acaso.

¿Cómo es una contraseña segura?

Hacer una contraseña más segura es muy fácil si sabes qué características debe de cumplir.

A continuación te voy a explicar las 4 características que debe tener tu nueva clave para convertirla en una super clave.

Evita los patrones.

Keeper Security, un famoso gestor de contraseñas (te cuento luego qué es eso) ha hecho un listado con las 25 contraseñas más utilizadas en 2016.

El orden, de menos a más, de las 10 primeras es el siguiente:

  1. 987654321
  2. 123123
  3. password
  4. 1234567
  5. 1234567890
  6. 111111
  7. 12345678
  8. qwerty
  9. 123456789
  10. 123456

La número uno no podía ser otra, ¿verdad?

¿Has utilizado alguna de ellas alguna vez? Estoy seguro que sí.

En caso de que no sea así, ¡enhorabuena! tu contraseña ya es un poco más difícil de robar.

Si tienes curiosidad por saber el resto del 'ranking', aquí está el original en ingles y en está web hablan de ese 'ranking' en español.

Por lo menos 8 caracteres.

A partir de ese número, se considera que tu clave cumple el mínimo recomendado para empezar a considerarse segura.

Es un error que cada vez se comete menos, debido en gran parte a que cada vez son más las páginas que, al registrarte, te piden ese mínimo de longitud.

Aunque sigue estando muy extendido pedir un mínimo de 6, por desgracia insuficiente.

Te habrás fijado que, en listado de más arriba, hay contraseñas con una longitud de hasta 10 pero, aún así, no se considera segura.

Si te estás preguntado por qué, recuerda: evita usar patrones.

No utilices información personal

Otro error muy común.

La fecha de tu cumpleaños, el nombre de tu mascota, el nombre de tus hijos (sí mamá, esto va por ti) y demás cosas que puedan relacionarse con tu vida las debes evitar.

Suena a tópico de películas y series policíacas eso de que se van a pensar en tu libro favorito y van a adivinar la contraseña, pero es así.

De hecho, hace no mucho hubo un ataque masivo a famosos de todo el mundo y, aunque la mayoría casos el pirata consiguió entrar por un error de seguridad en la nube de Apple, recuerdo que leí que algunos casos fueron robo de contraseña directamente.

¿Cómo lo hicieron? A través de la pregunta de seguridad.

Por si no sabes lo que es eso, algunos servicios de piden una respuesta a una pregunta que solo tú deberías de saber, como por ejemplo el nombre de tu primera mascota, segundo nombre de tu madre o padre, etc...

Pero claro, si cuelgas esa información en redes sociales...blanco y en botella.

Por eso aprovecho para decirte algo que ya deberías saber: mucho ojo con lo que compartes.

Ve más allá de números y letras

Mucho más allá.

Vuélvete loco o loca y combina números y letras con el símbolo del dólar, paréntesis, asteriscos, ...

Cualquier cosa que se te ocurra.

Y mayúsculas y minúsculas utilízalas siempre.

Puedes ver la diferencia entre usar o no usar ese tipo de cosas en esta web.

Es un 'comprobador' de contraseñas que la marca Kaspersky (la del antivirus) ofrece para ver cuánto tardaría un ordenador doméstico en 'hackear' tu contraseña.

¡OJO! Ya lo pone en la página pero insisto porque es muy importate: no pongas tu contraseña verdadera.

Usa una equivalente.

A la hora de 'hackear', no se diferencia entre un 1 o un 2 por lo que, si tu clave es tu fecha de cumpleaños (que ya has visto que no debería) pon otra fecha.

La demostración de lo importate que es esto

Para que te hagas una idea de lo importante que es combinar letras, números y símbolos, te lo muestro con un ejemplo con la contraseña más popular de 2016.

Ejemplo de cómo no es una contraseña segura

Ejemplo de cómo no es una contraseña segura

En más o menos 1 segundo, un pirata informático podrá acceder a lo que sea que guardes con esa contraseña.

Vamos a ver qué pasa si le añades letras.

Contraseña algo más seguro
Contraseña algo más segura

¿Por qué ese cambio tan grande, si en ambos hago exactamente lo mismo?

Por si no te has dado cuenta, en la primera imagen sigo utilizando un patrón: los 6 primeros números con las 6 primeras letras.

De hecho, me sigue saliendo la advertencia de que contiene palabras muy usadas.

Pero claro, las otras letras son más difíciles de recordar, ¿o puede que no?

Porque a mi no se me va a olvidar que me gusta el arroz con leche.

¿Ves por dónde voy?

Me gusta el arroz con leche.

Si coges la primera letra de cada palabra de esa frase, ¿qué letras salen?

Efectivamente. m, g, e, a, c, l.

Ya imaginarás con que letras coinciden.

Pero aquí hemos venido a jugar, voy a intercalar mayúsculas y minúsculas.

Contraseña con mayúsculas y minúsculas

Eso ya sí que es una contraseña segura.

Y eso que todavía no he usado símbolos raros.

Por ejemplo, esa 'e' minúscula me está pidiendo a gritos ser sustituida por el símbolo del euro.

Contraseña con símbolo

Ya sí que sí. Estás ante la Alcatraz de las contraseñas.

Una clave de máxima seguridad que el Tianhe-2, uno de los ordenadores más potentes de la historia, tardaría 27 siglos en descifrar.

Grafica de lo que tardaría en descifrar la contraseña

Crea tu super contraseña

En el apartado anterior ya te he contado uno de los mejores trucos para fortalecer tu clave.

Pero hay más todavía.

De hecho, se me ha olvidado contarte una cosa que seguramente sea de las más importantes: no uses la misma contraseña para todo.

Si estás pensando que no puedes recordar un patrón distinto para cada página web en la que te registres, puedes estar tranquilo y tranquila.

Existe un método de 6 pasos que te permite crear contraseñas irrompibles y fáciles de recordar.

Para ello necesitas:

  1. Un número.
  2. Elegir entre consonantes o vocales.
  3. Un símbolo.
  4. El orden.
  5. La web de la contraseña.

Se ve mejor con un ejemplo:

  • Canción o frase: las bicicletas son para el verano.
  • Número: 111999
  • Consonantes
  • Símbolo: %
  • Orden: servicio, frase, número y símbolo.
  • Para Facebook

Siguiendo esos pasos y el orden que he elegido (Página, frase, número y símbolo), la contraseña quedaría así:

FcbkLsbcltssnprlvrn111999%

Y ahora, para Instagram por ejemplo, solo tengo que cambiar la primera parte:

NstgrmLsbcltssnprlvrn111999%

Como ves, he puesto la primera letra de la página y la de frase en mayúscula para darle ese plus de seguridad.

Super contraseña

Una contraseña que lo tiene todo: longitud, números, mayúsculas, minúsculas y símbolos.

Tan completa que hasta el super ordenador tardaría más de 1000 siglos en 'hackear'.

P.D: Recuerda cambiar algo en la contraseña si la has introducido en la web, por seguridad.

Todas tus contraseñas al alcance de la mano

Como has visto, tener una contraseña potente y fácil de recordar está al alcance de cualquiera.

Pero si, aún así, crees que te va a resultar complicado recordar tanta contraseña, existen aplicaciones para eso.

Se llaman gestores de contraseñas y consisten en una especie de almacén de claves, donde puedes ordenarlas para acceder a ellas rápidamente y así no tener que recordarlas.

Existen tanto para ordenador como para teléfonos móviles pero siento no poder decirte cuál es la mejor en mi opinión.

No soy usuario de ninguna de ellas.

Más que nada, porque la idea de tener todas mis contraseñas en un solo sitio no me acaba de gustar porque, por mucho que estén protegidas, si alguien consigue entrar en ese 'almacén' va a tener acceso a todas.

Más o menos sería como una caja fuerte: segura mientras no la abran, pero como la consigan forzar...se llevan todo.

Ahora, si quieres probar, en Android está Keeper Security (la del estudio con las contraseñas más comunes) que tiene el sello de "Selección de los editores", lo que garantiza calidad.

La puedes descargar aquí.

Para ordenador, tanto Windows, Mac o Linux, mi hermano me recomienda KeePass.

Según él, un gestor de contraseñas bastante potente que, además, es software libre.

Para saber por qué es una ventaja que sea software libre y conocer más herramientas de ese tipo, puedes leer este otro 'post' que hice.

Y si eres usuario de iOS, lo siento mucho. No tengo acceso ni a iPhone ni a iPad​.

Me comprometo a que, si alguien me manda alguno, investigaré las opciones que haya.​

Conclusión

Ya no tienes excusa para no navegar seguro por Internet.

Tienes las herramientas, tienes los conocimientos y sabes cómo aplicarlos.

Ahora te toca llevarlo a cabo y convertirte en la pesadilla de todos los piratas informáticos.

Y se un poco 'zombie' y expande la infección de seguridad entre tus amigos y familiares.

Con que le des a los botones de más abajo es suficiente, ¡más sencillo imposible!

Y no te vayas con las manos vacías, hay un regalo para cada nuevo suscriptor del blog:

Una guía con "Los mejores consejos para alagar la vida de tu teléfono móvil"

Basta con hacer 'click' en la imagen de abajo y te lo llevas "by the face"

Nos vemos en la próxima entrada.

¡Abrazos!

AlvaroSaHi.

Llévate un regalo