Google presenta sus nuevos teléfonos: Pixel y Pixel XL

Google ha presentado esta tarde sus nuevos terminales y, a parte de confirmar las filtraciones referentes a sus características, la mala noticia es que parece que ha abandonado su política de precios ajustados: 759€ para el Pixel de 32gb y 869€ para el Pixel XL de 128gb

¿Cómo son los nuevos móviles de Google?

Dos buenos terminales, evidentemente. Está claro que, para el uso diario (redes sociales, WhatsApp y algo más) van más que sobrados, por lo que habrá que fijarse en otras cosas para decidir si merece o no la pena adquirir uno de estos.

En qué ha acertado Google

Me parece una buena noticia que no se haya dejado llevar por la inercia de resoluciones muy altas en aparatos con pantallas tan pequeñas. Primero (y sobre todo) porque no son necesarias, no aportan ningún beneficio y solo repercuten para mal en en consumo de batería.

También me gusta que hayan mantenido el conector para auriculares. Como ya comente en este otro post a día de hoy no veo la necesidad de prescindir de él.

Y por último, quizás para muchos no sea importante pero, si te pasa como a mi y quieres estar siempre a la última, con estos teléfonos te aseguras recibir las futuras actualizaciones de Android el primero.

 Cosas que no me gustan

La ausencia de entrada para tarjeta SD. Aunque es algo habitual en los terminales de Google, es algo que no me gusta. Es verdad que, por suerte, las compañías están empezando a estandarizar los 32gb como base en los móviles pero, si tengo la opción de comprar una tarjeta de la capacidad que yo considere ideal ¿por qué me tengo que quedar con una cantidad fija? Sobre todo porque una de las novedades de las últimas versiones de Android fue, precisamente, el poder instalar apps en la memoria externa.

Queda por ver el tema de la duración de la bateria (para mi indispensable a la hora de decidirme o no por un teléfono) y de la cámara de fotos, que nos han prometido que es la mejor que habrá en un smartphone.

Conclusión

Creo que el mejor halago que le puedo hacer a Google es que no ha inventado cosas raras. No han intentando reinventar la rueda ni nada por el estilo, que ya es mucho decir después de haber visto las últimas presentaciones de las demás compañías.

Simplemente ha sacado al mercado dos buenos teléfonos, con características “normales” y, aunque el precio me parece excesivo, no cabe duda que serán tentadores pasados un tiempo de su estreno y bajen de precio.