¿Es el MacBook Pro un buen o un mal portátil?

Apple ha presentado los nuevos modelos de MacBook Pro en su última Keynote y vienen cargados de novedades. Algunas mejores que otras.

Dos modelos, uno de 13 pulgadas y otro de 15, cada uno con sus respectivas versiones según potencia de procesador, memoria ram, etc.

Aunque parece que esta vez la empresa de la manzana mordida ofrece algo más, no se si será suficiente como para justificar su compra.

¿Qué cambios vas a encontrar en el MacBook Pro?

No voy a hablar de las características técnicas porque, a parte de no ser el objetivo del blog, las tienes en cientos de webs.

Como esta o esta.

De lo que sí voy a hablar es de lo que seguro más va a llamar la atención: la barra-pantalla en la zona superior del teclado.

Touch Barcomo la han bautizado en Apple.

¿En qué consiste? No es más que una pantalla táctil (igual que la de tu móvil) que sustituye a las teclas de función que tenían hasta ahora.

Por si alguien no sabe que eran las “teclas de función”, no eran otra cosa que los botones para subir y bajar el volumen, el brillo de la pantalla y el teclado y cosas así.

Pero el Touch Bar no se queda solo ahí, sino que irá cambiando sus funciones según el programa que tengamos abierto.

Esto lo puedes ver mejor en el vídeo que te dejo a continuación:

¿Útil? ¿Inútil? En este caso creo que la línea es muy fina.

Habrá gente que lo califique de “pijada” y otros no sabrán cómo han podido vivir todo este tiempo sin ella.

Como punto a favor: permite desbloquear el portátil con tu huella dactilar. ¡La seguridad primero!

¿En contra? A parte del gasto de batería extra, mi padre diría: una cosa más que se puede romper.

Más puertos pero menos libertad.

Para explicar mejor esta parte, voy a contarte una historia que me pasó:

Uno de mis mejores amigos trabaja en el distribuidor oficial de Apple en Granada.

Aprovechándome de esa situación, de vez en cuando voy a “trastear” con los nuevos productos que traen.

Bien, la última vez que lo hice, me centré en el último MacBook “a secas” y noté que solo tenía un puerto USB-C.

(Por si no sabes lo que es, el USB-C es el nuevo estandar del USB que todos conocemos. De hecho, es el que usan los últimos modelos de móviles)

Pues eso, me acerqué a mi amigo y le pregunté:

-¿Por dónde se carga este portátil?

+Por el USB-C.

-¿Y dónde enchufo mi pen drive?

+Por el USB-C.

-¿Y si quiero cargar el portátil y trabajar a la vez con el pen drive que hago?

+Te tienes que comprar un adaptador.

No le pregunté dónde podía enchufar los auriculares por miedo a su respuesta.

Por suerte, eso es algo que han “arreglado” en los MacBook Pro ya que ahora, el de 13 pulgadas lleva dos puertos USB-C y el de 15 pulgadas tiene cuatro.

¿Por qué entrecomillo lo de arreglado? Porque todos los puertos son iguales.

¿Qué importancia tiene eso? Ahora sí o sí vas a tener que comprar un adaptador para TODO.

Y cuando digo todo es todo.

¿Quieres enchufar tu portátil por el cable de red en vez de por WiFi? Adaptador.

¿Quieres usar tu pen drive? Adaptador.

¿Quieres meter la tarjeta sd de tu cámara de fotos para guardarlas? Adaptador.

¿Quieres conectarlo a la tele? Adaptador.

¿Quieres conectar tus auriculares? Sorprendentemente puedes hacerlo sin adaptador ya que, a diferencia del iPhone, los portátiles sí que tienen puerto jack.

Por suerte, los de Cupertino han pensado en ese problema y ya tienes a tu disposición toda una gama de adaptadores.

Eso sí, aún no han una “iMochila” para poder transportarlos todos cómodamente. Pero bueno, tiempo al tiempo.

(Por favor, nótese la ironía en estos dos últimos párrafos)

Conclusión. Buenos productos que fallan donde siempre.

Apple hace buenos productos. Incluso diría que muy buenos.

Yo mismo tengo un MacBook Pro de 2011 que no me ha dado ningún problema en todo este tiempo. De hecho, en cuanto pueda le ampliaré la memoria,  le pondré un disco duro SSD y me olvidaré de portátil otros 6 años.

Es más, un amigo mío tiene uno de 2008 y afirma lo mismo.

El problema que siempre le he visto a esta compañía es que, a mi entender, hace las cosas al revés.

Me refiero a que Apple, lo que hace, lo hace pensando que el usuario se adapte a su idea, no ellos adaptándose al usuario.

También es cierto que esa filosofía les ha llevado hasta donde están ahora mismo, pero no deja de ser una estrategia arriesgada.

Todo esto sin contar el sobre precio que llevan todo sus productos, ya que pagar 1.699€ por un portátil con un procesador de dos núcleos, 8gb de ram y 256gb de disco duro (por mucho SSD que sea) puede hacer que le parezca abusivo a mucha gente.

¿Y tú qué opinas? ¿Merece la pena rascarse el bolsillo? ¿Son un timo? ¿Te parecen suficientes novedades? Como siempre, espero tu opinión en los comentarios.

Y si te ha gustado el post, sería genial si lo compartieses en tus redes sociales y le dieras a “Me Gusta” en la página de Facebook del blog.

¡Nos vemos en el próximo post!

Suscríbete al newsletter de Tecnología Mundana

  • Aitor Bleda

    El usb-c es el conector que siempre tuvimos que tener.
    Lo que es absurdo es abandonar el magsafe, esa magnífica idea.

    Respecto al precio.. ridículo, antes me compro un surface pro, más potente.. y mejor en casi todos los aspectos.

    Por mi trabajo, además, no me vale un ordenador sin teclas de función… y el Mac book a secas, por ejemplo, no sirve para trabajar con vídeo 4K.. porque un puerto es insuficiente.

    Por otra parte está el problema de no poder reemplazar nada del macbook pro… excepto con gran dificultad el disco duro.
    Yo creo que en su insistencia por crear equipos de usar y tirar se han pasado de precio y de falta de posibilidad de expansión.

    • TecMundana

      Muy buenas Aitor,

      El usb-c puede que sea la mejor solución…en el futuro.

      Entiendo que, poco a poco, se va a ir haciendo cada vez más estándar, pero ¿qué les hubiese costado que un puerto hubiese sido un usb de los de toda la vida? Le facilitas la vida al usuario y a la vez puede ir viendo las bondades del usb-c.

      Pero bueno, ya sabes como son en Apple.

      Respecto a lo de reemplazar componentes, si no estoy equivocado, no es más difícil que en cualquier otro portátil. Lo único una masilla azul con la que sellan los componentes para ellos saber si lo has modificado o no.

      Y como alternativa, la Surface Pro me parece muy interesante.

      Saludos!